Especies de caza

Especies de caza mayor

Orígenes: Ganadería y caza.

Hasta los años 60 del pasado siglo, los terrenos que hoy ocupa el coto eran un conjunto de fincas agrícolas y ganaderas.

Conejos, liebres, perdices, codornices, palomas... y, en menor medida, jabalíes, corzos, unos pocos ciervos y algún macho montés despistado, eran sus inquilinos, que convivían junto a ovejas y cabras domésticas.

El último lobo.

Por aquellas fechas se recuerda al último lobo que fue cazado por esta zona en el barranco que hoy conocemos como el “del Lobo”. Cuando en 1970 se constituyó el coto, y a medida que se retiraba la ganadería doméstica, todas las especies cinegéticas se beneficiaron y aumentaron sus poblaciones.

Aves acuáticas.

Además, con el incremento de capacidad de las charcas, quedaron a disposición de los animales unas láminas de agua que fueron atrayendo patos.

Restauramos el equilibrio.

Hoy en día, en el coto esta permitido cazar 5 especies de caza mayor: Ciervo, jabalí, muflón, corzo y macho montés.

También se pueden cazar 10 especies de menor: Conejo, liebre, perdiz roja, zorzal común, paloma torcaz, tórtola común, urraca, zorro, ánade real y paloma bravía.


 

CIERVO IBÉRICO PURO

Cervus elaphus hispanicus

Especies de caza mayor. Ciervo iberico puro

El ciervo representa la mayor población de ungulados del coto. Su caza está permitida desde el día 1 de septiembre hasta el último día de la temporada. Las modalidades de caza para esta especie son montería/gancho, rececho y espera. También es considerada una especie comercializable en vivo y están permitidas sus capturas en vivo para su venta.

PALOMA TORCAZ

Columba palumbus

Especies de caza menor. Paloma torcaz

Como todas las especies de menor, el aprovechamiento de la paloma torcaz ha sido secundario. Su caza está permitida por caza en mano o al salto durante la época hábil o en puestos fijos en la media veda y 10 días más.

ÁNADE REAL

Anas platyrhynhos

Especies de caza menor. Anade real

Como todas las especies de menor, el aprovechamiento del ánade real ha sido secundario. Su caza está permitida mediante caza en mano o al salto o en puestos fijos durante la época hábil.

PERDIZ ROJA

Alectoris rufa

Especies de caza menor. Perdiz roja

La perdiz, como todas las demás especies de caza menor ha tenido un aprovechamiento secundario. Su caza está permitida en caza en mano o al salto, en ojeo, o con reclamo, durante la época hábil.

CORZO

Capreolus capreolus

Especies de caza mayor. Corzo

El corzo es el cuarto ungulado más numeroso del coto. Desde mediados de los años noventa este pequeño cérvido ha sido desplazado por la gran población de ciervos. Sólo estos últimos años ha empezado a volverse a notar su presencia en el coto. Su caza está permitida a rececho o en esperas durante la época hábil.

JABALÍ

Sus scroja

Especies de caza mayor. Jabalí

El jabalí es el segundo ungulado más numeroso del coto. Su caza está permitida en monterías/ganchos, a rececho, o en esperas durante la época hábil.

PALOMA BRAVÍA

Columba livia

Especies de caza menor. Paloma bravía

Como todas las especies de menor, el aprovechamiento de la paloma bravía ha sido secundario. Su caza está permitida en caza en mano, o al salto, o en puestos fijos durante la época hábil.

ZORRO

Vulpes vulpes

Especies de caza menor. Zorro

Los zorros, al igual que urracas, grajillas y cornejas negras, son predadores oportunistas que prosperan a costa de otras especies con pocos recursos, por lo que resulta necesario mantener controladas sus poblaciones en beneficio de las especies menos agraciadas. El número de ejemplares que se pueden cazar varía en función de su presencia. Su caza está permitida en caza en mano, o al salto durante la época hábil. Además, desde el 1 de abril hasta el 30 de septiembre con arma de fuego.

CABRA MACHO MONTÉS

Capra pyrenaica

Especies de caza mayor. Macho montes. Ibex

Si bien el macho montés es una especie autóctona en la zona, su presencia en el coto es ocasional ya que salta con frecuencia los vallados, trasladándose a su antojo por todo el territorio. Su caza está permitida a rececho, o en esperas durante la época hábil.

CONEJO

Oryctolagus cuniculus

Especies de caza menor. Conejo

Como todas las especies de menor, el aprovechamiento del conejo ha sido secundario. Su caza está permitida en caza en mano, o al salto, o en ojeo durante la época hábil. No obstante, debido a su escasa población y su importancia para el futuro del Águila Imperial y el Lince Ibérico, no cazamos ninguno.

TÓRTOLA COMÚN

Streptopelia turtur

Especies de caza menor. Tortola

Como todas las especies de menor, el aprovechamiento de la tórtola ha sido secundario. Su caza está permitida en caza en mano, o al salto durante la época hábil, o en puestos fijos en la media veda y 10 días más.

ZORZAL COMÚN

Turdus philomelos

Especies de caza menor. Zorzal

Como todas las especies de menor, el aprovechamiento del zorzal ha sido secundario. Su caza está permitida en caza en mano, o al salto, durante la época hábil, o en puestos fijos en la media veda y 10 días más.

MUFLÓN IBÉRICO

Ovis Aries musimon

Especies de caza mayor. Muflón ibérico

El muflón es el tercer ungulado más numeroso del coto. Desde su introducción a principios de los años ochenta ha demostrado estar perfectamente adaptado (no en vano, no deja de tratarse de una “oveja doméstica” asilvestrada). Prueba de ello son los trofeos que esta especie está dando: Record Nacional Absoluto en 1991, aún vigente (uno de los máximos tofeos del mundo), además de otros muchos grandes hitos, que consolidan al coto como de los mejores de España para cazar esta especie tan interesante. Su caza está permitida en monterías/ganchos, a rececho, o en esperas durante la época hábil sin ningún cupo. También es considerada una especie comercializable en vivo y está permitida la captura en vivo y venta.

LIEBRE

Lepus granatensis

Especies de caza menor. Liebre

Como todas las especies de menor, el aprovechamiento de la liebre ha sido secundario. Su caza está permitida en caza en mano, o al salto, o en ojeo durante la época hábil.

URRACA

Pica pica

Especies de caza menor. Urraca

La urraca esta considerada como un depredador oportunista que sobrevive con facilidad en perjuicio de otras especies más débiles, de ahí que nos veamos obligados a mantener controladas sus poblaciones para favorecer a éstas. El número de ejemplares que se puede cazar varía en función de su presencia. Su caza está permitida en caza en mano, o al salto durante la época hábil. Además, tanto para la urraca como para la grajilla y la corneja negra, está permitida su caza en abril y mayo con arma de fuego. Y desde el 1 de abril hasta el 30 de septiembre con cajas trampa selectivas homologadas.